¿Sabías que...8

Manifestación en Pta. Sol

Sabías que… … continuación al anterior

Algunas ideas para actuar cuando nuestro residente sufre un daño físico (que se considera una mala praxis) no un accidente fortuito y muy ocasional

¿Cómo actuar cuando nuestro familiar sufre una caída, un golpe, una herida?

- La residencia tiene la obligación de comunicar al familiar el incidente ocurrido (familiar/res de contacto que figure en la documentación de la residencia).

- Debe ser asistido por el médico y enfermería de la residencia y de manera inmediata emitir el informe médico correspondiente.

- Según la valoración médica puede o no ser derivado al hospital de referencia. En este punto es importante que nos sintamos seguros y ante cualquier duda pidamos que lo deriven para asegurarnos de un juicio especializado tras la realización de pruebas en profundidad que no se pueden realizar en la propia residencia. (por ej. tras un hematoma en un ojo puede haber una luxación interna que sólo se puede detectar con pruebas específicas del oftalmólogo; tras un golpe en la cabeza puede producirse un derrame interno).

- Lo habitual es que el familiar acompañemos a nuestro residente en caso de ser derivado al hospital y que el médico del mismo además de ver el informe procedente de la residencia, nos pregunte los detalles de lo que ha ocurrido. (por lo que seamos exigentes en la obtención de la máxima información de lo sucedido).

- Tras ser tratado en el hospital y cuando sea dado de alta y regrese a la residencia, nos entregarán el informe médico correspondiente en el que indica el detalle de ingreso, pruebas y tratamiento realizado, juicio clínico, nuevo tratamiento relacionado con el motivo del ingreso o atención (además del crónico), incluso a veces pautas para enfermería.

- A veces necesitan seguimiento especial por un tiempo, por lo que deberán ser ubicados en las unidades de cuidados especiales de cada residencia. Si no tuvieran estas unidades, puede requerir atención especial en su propia habitación. (hagamos nosotros un seguimiento para comprobar la adecuada aplicación de las indicaciones).

- En todo este proceso es muy importante que los familiares actuemos, a pesar de las difíciles, duras y delicadas situaciones que se nos presentan (que llegan a afectarnos además de emocionalmente a nuestra propia salud).

- Poniendo en común nuestras experiencias constatamos la importancia de tener muy documentado todo el proceso, cómo, cuándo, dónde ocurrió el incidente; quién y cómo actuó en la residencia, si nos avisaron o no lo hicieron, cuánto tiempo pasó desde el incidente hasta que nos lo comunican, si lo único que nos transmiten es que no saben cómo ha sucedido.

- También todos los informes médicos, las actuaciones e intervinientes en la residencia; detalle de los cuidados, curas, medicamentos, etc. que les pauten y-o realicen. - Todo esto es de vital importancia para nuestra posterior actuación de reclamación y denuncia.

- Además de las reclamaciones ante la propia residencia y ante la Comunidad de Madrid (como indicamos en el nº 7), en la actualidad se está produciendo un incremento considerable de lesiones que nos obligan a efectuar Denuncias ante el Juzgado.

- La denuncia es el acto por el que una persona pone en conocimiento del Juez, Ministerio Fiscal o la Policía la realización de unos hechos que pueden ser constitutivos de delito.

- Una denuncia debe ser algo sencillo, una descripción sin más de unos hechos que consideramos pueden ser constitutivos de infracción penal .

- Para la veracidad de los hechos que denunciamos, es conveniente acompañar a la denuncia los documentos, fotos, testigos, etc., que puedan acreditar cuanto se exponga en la misma, no sólo para poder reclamar como consecuencia de los mismos, sino también para probar la propia existencia de la infracción penal y poder evaluar su gravedad.

- La denuncia puede ser presentada en una Comisaría de Policía y/o en el Juzgado. Y además de por escrito pueden formularse de forma verbal ante el Juzgado de guardia o ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, quienes remitirán al juzgado toda la información.

- Un ejemplo de demanda: “El pasado día, mi familiar…, ingresado en la Residencia…, sufrió (apareció), heridas, quemaduras…como consecuencia de …, según nos comunican (o, sin que hayamos sido informados de las causas por la que estas lesiones se han producido). Por este hecho descrito vengo a denunciar estos hechos, para lo que adjunto los siguientes documentos (informes médicos, fotos, etc.), habiendo sido testigo de los hechos las siguientes personas….”

- La denuncia será por un hecho de lesiones, éstas son el resultado de actos violentos por acción o por omisión contra una persona causantes de un daño físico o psíquico, por tanto, son un delito de mayor o menor gravedad dependiendo del resultado.

- Para la tipificación de la lesión tienen especial importancia los informes médicos p.ej. si la lesión requiere después de una primera cura, tratamiento médico o quirúrgico para lograr su curación, entendido no sólo como una visita de control y supervisión, sino que requiere de varios cuidados médicos, que se suministren fármacos para la curación, que resulte un problema médico nuevo como consecuencia…

- Entendiendo que las lesiones no son intencionadas sino como resultado de diversas circunstancias, éstas pueden cometerse de forma “omisiva, por error, por imprudencia”.

- Una vez puesta la denuncia, se puede abrir un procedimiento penal por parte del Juzgado o, si considera que los hechos no son de trascendencia penal, puede ordenar el archivo de la causa. Si se abre un procedimiento, se puede citar para preguntar algunas cuestiones y, una vez finalizada la instrucción, celebrar juicio o, si los hechos aunque sean ilícitos penalmente, no revisten una especial gravedad, citar directamente a las personas denunciantes y denunciadas para celebrar el correspondiente juicio.

Es importante tener consciencia de que reclamar, denunciar significa:

- Ejercer la obligación que cada uno tenemos para con nuestros mayores residentes de cuidar de la atención asistencial recibida. Si ellos pudieran, lo harían.