¿Por qué se esconden?

¿Por qué se esconden?

El programa de Alberto Chicote y su equipo ¿Te lo vas a comer? dedicado a la comida de las residencias ha demostrado la ocultación y falta de transparencia de los responsables de la Dirección General de Atención a la Depencia y al Mayor, de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid.
Han conseguido con la negación a entrevistarse con Alberto Chicote que éste no pueda entrar en las residencias de Madrid, de gestión pública o de gestión privada, -indirecta-, a examinar qué comidas toman los mayores residentes. Es evidente el desprecio que supone para residentes y familiares por parte de la Comunidad de Madrid la decisión de no permitir a un profesional reconocido de la cocina comprobar las dietas y comidas.
Pero para más disimulo han emprendido una campaña de marketing, ver este enlace, con la Consejera Dolores Moreno Molino de abanderada, y con el apoyo entusiasta de las empresas a las que la CAM les dio la gestión indirecta de las residencias y plazas concertadas. Esto es, con empresas como Orpea, que hacen sus beneficios con el dinero de los impuestos de los madrileños y de los mayores residentes. Las fotos con los delantales nuevecitos, incluso con sus pliegues intactos, dice todo del disimulo y disfraz dirigido desde la Consejería. ¿Y en las 1373 inspecciones no han preguntado por las comidas directamente a los residentes, trabajadores y familiares?
Diez días más tarde del programa de Alberto Chicote, ver este enlace, se ha comprobado que lo que pasaba en las residencias de los pueblos de Salamanca que salieron en el programa, era mucho más grave de lo que se vio al principio. Y con la negligencia clara de la Junta de Castilla y León dirigida por la Consejera que sabía desde hace al menos un año los problemas que había. La inspección y la Consejería lo minimizaron e incluso negaron su importancia. Era verdad que existían maltratos en esas residencias. ¿Complicidad o dejadez?
También en la Comunidad de Madrid siguen el libreto de mirar para otro lado. Las residencias del Parque los Frailes, una para las que pidió Alberto Chicote el permiso, y Vitalia, de Leganés, siguen movilizándose para mejorar las condiciones en que se encuentran sus residentes. Ver este enlace.