El Plan de Residencias en todas las residencias públicas sin distinciones

Exigimos Plan para todas las residencias con inversión pública

COMUNICADO DE PRENSA

EL PLAN DE RESIDENCIAS 2017-2020  DE LA COMUNIDAD DE MADRID DEBERÍA APLICARSE A TODAS LAS RESIDENCIAS PÚBLICAS

La Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias, compuesta por residentes, familiares y trabajadores de distintas residencias de la Comunidad de Madrid valora positivamente que la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid reconozca que las Residencias de Mayores tienen importantes carencias, pero reclama que el recién presentado Plan de Residencias 2017-2020 se amplíe para desarrollarse en la totalidad de las residencias con inversión pública de la Comunidad de Madrid.

Con este plan, el Gobierno de la Comunidad de Madrid y su Consejería de Políticas Sociales y Familia lejos de dar una pronta solución a los graves problemas actuales y que requieren de soluciones inmediatas, vuelve a anunciar un nuevo proyecto a 4 años vista sin plazos de ejecución, destinado únicamente a 9 residencias de gestión directa (AMAS), que prevé incrementar plantilla principalmente en dos categorías profesionales, en lugar de poner en marcha medidas para incrementar el personal en las 45 residencias públicas de gestión pública, y públicas de gestión privada.

La Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias muestra su indignación ante la falta de voluntad en la resolución de los problemas reales que hoy y ahora vivimos en la gran mayoría de las residencias, los residentes, trabajadores y familiares, y por el intento constante de abordar los mismos con propuestas parciales, futuribles y sobretodo dejando fuera de la misma a la mayoría de la población residencial y sus trabajadores. La  Comunidad de Madrid está aplicando un trato discriminatorio, favoreciendo algunas de las residencias  públicas de gestión pública, frente a las residencias públicas de gestión privada, lo que va contra el derecho de cualquier mayor que recibe la prestación pública, ya que ningún residente tiene la posibilidad de elegir residencia, siendo esta adjudicada directamente por la Consejería. En todas las residencias en las que entre un solo euro público el nivel de calidad en la prestación debería ser igual.

Actuar de forma inmediata en residencias de más de 120 plazas y con un 75% de usuarios dependientes severos (actual grado II dependencia), lo que sí viene a reconocer es que si ese es el umbral que establecen, en la práctica sería aplicable a la gran mayoría de las residencias que reciben dinero público.

Llama la atención los intentos de segregar de la propuesta, también en las categorías profesionales que establecen en el plan “enfermeros y auxiliares de enfermería” con el eufemismo de “área asistencial”, a lo que debieran llamar atención directa, están dejando de lado al resto de categorías que al igual son deficitarias en la actualidad, y que son necesarias en la atención directa a los residentes, gerocultoras, personal de limpieza, lavandería, cocina, psicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales. La medida parece más deberse a querer silenciar las últimas denuncias de los profesionales de enfermería que han llegado hasta los Juzgados y han transcendido a los medios de comunicación.

Las propuestas de mejora en equipamiento e infraestructuras, vienen a corroborar el conocimiento que la Consejería tiene de las deficiencias, señalando algunas –caídas, sujeciones- y claro que bienvenidos sean todos los medios y ayudas técnicas necesarias para residentes y trabajadores, pero tampoco los medios de apoyo, van a solucionar la falta de personal y un sistema de trabajo.

Lo que el Plan prevé como programa piloto, en lo relativo a la asistencia especializada con un médico y un enfermero especialista en geriatría, junto a la coordinación con los hospitales de referencia y con el objetivo de reducir los desplazamientos de residentes, una vez más denota la deficitaria atención y gestión sanitaria actual en las residencias, es incomprensible que la especialidad de geriatría no esté ya implementada en las residencias.