Descontrol en las residencias

Leyendo comunicado

Asociación Plataforma por Dignidad de las Personas Mayores en Residencias

11 de abril de 2017

NOTA DE PRENSA:

DESCONTROL EN LAS RESIDENCIAS DE LA COMUNIDAD DE MADRID

La Asociación PLADIGMARE, Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias, con motivo del lamentable fallecimiento ocurrido en la Residencia de Mayores de Alcorcón, denuncia públicamente las lamentables condiciones en las que están funcionando la mayoría de las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid y solicita se amplíe el personal necesario en las mismas.

Lo sucedido recientemente en la Residencia de Alcorcón, donde un anciano ha fallecido tras estar desaparecido desde la cena al desayuno sin ser ello detectado por la residencia, como lo que viene ocurriendo en buena parte de las residencias de la Comunidad de Madrid, es debido a la insuficiente dotación de personal, debido a unos cálculos de “ratios” anticuados y pensados para el ahorro de la administración y la garantía del beneficio económico de las empresas privadas que gestionan las Residencias.

Todo indica que los cálculos de las necesidades de personal están mal realizados: deberían calcularse sólo y exclusivamente con el personal de atención directa y en cada uno de los turnos en que se dividen las 24 horas del día, no incluyendo en ellos a personal que no tiene que ver con esa atención directa como cocineros, personal de limpieza, mantenimiento, etc; la falta de personal en los períodos de vacaciones, festivos, cuando hay enfermedades, etc., nos lleva a pensar que no se han tenido en cuenta estas situaciones o se han hecho mal.

Actualmente en dichas residencias son frecuentes los ingresos hospitalarios de los residentes con úlceras por presión en las extremidades inferiores, fruto en muchas ocasiones de estar encamados y no efectuarse los cambios posturales correspondientes por falta de personal. Asimismo, resulta frecuente que cuando se producen los ingresos hospitalarios los análisis clínicos realizados revelen desnutrición y deshidratación, consecuencia de esa falta de personal que impide atender debidamente a la excesiva cantidad de residentes a su cargo. Ya que no dan abasto.

Las caídas, golpes, o fracturas óseas acaecidas en residentes y producidas en los últimos meses en Residencias como Moscatelares, Mirasierra o Leganés, pueden ser debidas a la exigencia al personal de las Residencias de la asunción individual del trabajo de levantar, asear y vestir a los residentes en solitario, sin ayuda, debido a la escasez de personal.

La falta de personal también repercute directamente en la falta de vigilancia de los residentes, la falta de coordinación entro los turnos, los retrasos a la hora de asear a los usuarios, los incumplimientos de los protocolos o la ausencia de los mismos, la falta de formación del personal etc.

La Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias exige a la Comunidad de Madrid que se modifiquen los ratios y se amplíe el número de personal necesario en todas las residencias públicas y privadas.

El conjunto de la sociedad tiene que plantearse qué queremos hacer con nuestros mayores cuando no puedan valerse por sí mismos: si queremos facilitarles los medios para tener una vida y un final digno, y en el que prime su bienestar, o queremos convertirlos en objetos que se utilicen para ahorrar dinero público y para el enriquecimiento de unas pocos grupos de inversión que controlan el sector.