¡A la ducha! ¿Inspeccionamos la vida diaria?

¿Qué pasa entre las 7 y las 8 en una residencia de personas mayores?
Los residentes duermen y el cuidador de noche anota las informaciones que tiene que pasar a sus compañeros del turno de mañana.
¿Seguro?
Claro, nunca el cuidador de noche deja duchado a ningún residente de los que "no se enteran de nada y no pueden contar nada".
No son horas para inspecciones, todos están tranquilos.
¡Hasta ahí podíamos llegar, hacer inspecciones de noche y a cualquier hora, por favor!