¿Le gustaría escribir sus experiencias como interesado/a, familiar o trabajador/a de residencias? Aquí puede hacerlo. Hágalo con respeto hacia cualquier persona, pero sin ocultar lo que siente. Su experiencia y opiniones ayudan siempre a otros.
Tiene que darse de alta, por una sola vez, con su correo electrónico como usuario/a en este enlace. Volver luego a elegir BLOGS y haced click en Crear una entrada de blog. Y acuérdese de dar después al botón de Guardar.  Si ya es usuario y no puede acceder, en el enlace tiene que volver a poner su nombre de usuario y contraseña o solicitar una nueva contraseña que le llegará a su correo electrónico.

¡Basta de falta de atención a los residentes!

¡Basta de malos cuidados a nuestros mayores!

Tengo a mi madre con Alzheimer en una residencia privada de Valladolid y su asociación visibiliza los problemas con que nos encontramos a diario cuando vamos a verla.
Mi intención es reflexionar sobre la falta de empatía con los enfermos y el déficit en su atención y cuidados.
Se nos vende el cuidado profesional como la panacea y luego vemos que son atendidos con personal sin experiencia, con cambios continuos... Y sin control por los poderes públicos que son los que deberían vigilar porque los familiares directos tememos las represalias al igual que los trabajadores que son los que están con ellos continuamente.
Deberían establecerse protocolos de obligado cumplimiento para la contratación de personas cualificadas. Que de verdad haya unas ratios adecuadas. Que se dignifique la tarea del auxiliar que es el que se ocupa de las tareas más ingratas y del que depende en buena parte la calidad de vida del residente. Que se controle el dinero que se da de nuestros impuestos para que se utilice para la calidad de vida de los residentes y no para el lucro de los dueños y directores...
Al ser una asociación solo para Madrid quizá no pueda participar, pero nuestros problemas son comunes. La impotencia de ver día tras día que la atención deja mucho que desear y que se dan buenas palabras, pero todo sigue igual me animó a contribuir para intentar aportar algo.